Una mirada del paso de Macri por Mendoza

Imagen de Tierra Campesina

El presidente Macri visitó Mendoza esta semana. Primero estuvo en Bardas Blancas, Malargue, acompañado del gobernador Cornejo. En ese pueblo del sur provincial inauguró una obra estatal, la fibra óptica para la conectividad de esa localidad. Luego paso por el aeropuerto de Mendoza donde brindó una conferencia de prensa. Después pasó por el distrito de Jocolí, en Lavalle, donde pidió prestada una planta procesadora de almendras para inaugurarla. Decimos que pidió prestada porque la planta, de la Aceitera General Deheza, ya venía funcionando desde febrero de este año, y no tuvo ningún tipo de ayuda financiera de parte del gobierno nacional para su construcción. AGD, como se conoce a la empresa, pertenece al grupo empresario de la familia cordobesa Urquía. Uno de sus principales socios, Roberto Urquía, fue senador kirchenrista hasta que la resolución 125 en el 2008 obligó a la rotura de relaciones con el anterior gobierno. AGD, desde que compró las tierras donde tiene la finca de 800 hectáreas y funciona la procesadora de almendras, comenzó con conflictos limítrofes con las comunidades Huarpes de Lavalle. En la conferencia de prensa no pudimos preguntar, fueron seleccionados dedo los medios Macri y Cornejo friendly Canal 9 de Mendoza, Radio Mitre y el portal web Mendoza Post. De las declaraciones hechas en la conferencia de prensa, que a nuestro entender tienen una alta carga de cinismo, hemos seleccionado algunas en el presente reporte. Inevitable es reflexionar en torno a cuál es el modelo de país, y especialmente el modelo productivo para el campo que el mejor equipo de los ultimo 50 años piensa: la inversión privada, si es extranjera mejor, y la retracción de políticas para los más necesitados. La venta de tierras de La Remonta, el desguaze de la Secretaría de Agricultura Familiar y la visita prestada a AGD son algunos ejemplos de esto.

 

Audio: