Mandarina Intoxicada

Imagen de Tierra Campesina

Nos contactamos con Emilio Spataro que nos trae detalles del caso.  Rocio junto a su sobrino Damian camino hacia la capilla de la zona rural del pueblo Mburucuyá en Corrientes habrían comido mandarinas intoxicadas. La familia vive al lado de la finca de producción de cítricos. Las  mandarinas contaminadas se utilizaría como sebo para los pájaros. Lo que confirmo la autopsia del cuerpo realizada es que se encontraron restos de furadan. Lo que se pone en discusión es la contaminación con agrotoxicos usados, que sistemáticamente pone en riego la salud. Ante cada caso de este tipo por la muerte de niños, no hay respuestas por parte del ministerio de salud. Mas detalles en el audio adjunto.

Audio: