No somos peligrosos. Estamos en peligro!

Imagen de Tierra Campesina

La resolución 1149/2017 publicada en el día de ayer en el boletín oficial estalece un protocolo para el registro o detención de personas pertenecientes al colectivo LGBT. Es obligatorio para el personal de las fuerzas policiales y de seguridad federales y será efecuado por personal femenino. Hace algunas semanas se hizo público el accionar de fuerzas policiales cuando reprimieron a dos lesbianas por besarse en la estación de trenes Constitución de la Capital Federal. En ese marco, se da este protocolo que en lugar de garantizar y proteger derechos, da la sensación que estigmatiza y persigue aún mas a los sectores vulnerables de la población. Para charlar acerca de este tema, en "Con los pies en la tierra" nos comunicamos con Mario Vargas de la organización CLIK. Compartimos la charla.